Visita FPE Traperos de Emaús

 

El jueves 8 de febrero fuimos con los compañeros de las fpes a Sarasa a las instalaciones de Traperos de Emaús. Traperos de Emaús es una Fundación sin ánimo de lucro cuyo fin principal es crear un espacio de convivencia y desarrollo integral para personas con dificultades diversas. En Navarra desde 1972 empezó recogiendo y recuperando lo que la sociedad rechaza.

Es un colectivo de 250 personas que se dedican profesionalmente a la Recogida, Recuperación y Reciclaje de diferentes objetos y materiales procedentes de la basura en doce mancomunidades de Navarra.

Es una Empresa Social Solidaria, en la que todos tienen contrato laboral y los salarios son equitativos. Su jornada es de 6,5 horas para poder dar espacio de trabajo a más personas y de este modo también, tienen tiempo para otras actividades, el ocio y el tiempo libre.

Han logrado un espacio laboral digno que además se autofinancia, sin depender de subvenciones y lejos de la beneficencia y el paternalismo.

ACTIVIDAD EN EL BUS

Después de almorzar nos separaron en 2 grupos. El 1 y el 2 estuvimos en el almacén haciendo una actividad de cables y el 3 y el 4 fueron a un autobús haciendo otra actividad.

Era un autobús muy antiguo que estuvo en varias guerras. El autobús lo usan para exposiciones, y en el interior del autobús hay varias pantallas.

Nos pusieron un video de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES).

La contaminación que pueden generar estos RAEES supone un riesgo importante para la salud y el medio ambiente, ya que contienen una importante variedad de residuos peligrosos como el fósforo y metales pesados.

Al mismo tiempo los RAEEs tienen una alta potencialidad para ser recuperados, puesto que contienen materiales como plásticos o metales que pueden reciclarse.

 

El objetivo de la campaña ‘Enchúfate al reciclaje’ es contribuir a la sensibilización e informar sobre la importancia de una gestión adecuada de este tipo de residuos. Por ello, el autobús contiene paneles explicativos y un video educativo para proyectar tanto a visitantes individuales como a grupos.

 

Al llegar nos recibió Amaya, una trapera.  Nos contó brevemente lo que íbamos a ver durante la visita. Después de la breve explicación nos dividieron en cuatro grupos. Con una persona responsable realizamos la visita a las instalaciones, un gran almacén.

El almacén estaba dividido en talleres que hacían diferentes labores. En un taller había diferentes aparatos electrodomésticos que les iban haciendo una revisión e iban viendo si se podía arreglar. Si se puede se arregla y se pone a la venta a un módico precio. Se le da una segunda vida.

En el segundo taller había diferentes bolsas de ropa que tenían que llevar a lavar. Aquí se separaba la ropa para venta de la que no se podía dar uso y las utilizaban como trapos.

En un tercer taller había una persona encargada de ponerle precio a todas las cosas que se podían volver a dar uso.

ACTIVIDAD DE LOS CABLES

La última actividad que hicimos era la de arreglar un cable de dos enchufes, un lado hembra y otro macho. Había una tabla que nos explicaba como teníamos que arreglarlo, dos destornilladores y un pelacables.

Primero teníamos que cortar un trozo de cable y luego teníamos que sacar los pelitos de cobre para introducirlo en su agujero y atornillarlos en el enchufe que estaba roto, lo arreglamos y comprobamos si había funcionado con una lámpara. Los arreglos resultaron un éxito y nadie salto por los aires.

Así, sin un chispazo y enchufados a un mundo sostenible, volvimos a nuestro Centro.